jueves, 4 de septiembre de 2008

Enviado por nuestra caminante Laura

¿Qué busco en la niebla, en el azar en lo desconocido? ¿Dónde está tu mirada, y en que cruce se perdió la mía? ¿Qué es lo que escondes? Escondes recuerdos sepultados por decepciones, guardas esperanzas porque alimentan los sueños.
Sueños, sueños eran ayer…sueños de niño inocente que corre tras su pelota, que es su mundo, que da igual darle una patada y lanzarla al infinito, porque puedes correr, puedes correr tras ella y no la perderás de vista aunque llegue a las estrellas, porque eres niño y tienes la certeza de que todos los sueños son posibles, que nada podrá impedir subirte a la luna y recoger tu juguete. 
Pero el tiempo pasa, y los sueños se transforman, ahora ya no quieres una pelota, o alcanzar la luna, ahora buscas, deseas amar, ser amada, vivir…pero ¿Por qué se va la ilusión? Un poquito mas de tiempo y unas gotas de realismo espolvoreadas con unos granitos de desengaños hacen que los sueños ya no sean tan fuertes, hacen que la vida te obligue a poner un pie en el suelo, y sí, siempre puedes mantenerte en equilibrio con un solo pie…pero para vivir con toda la esencia hay que mantener al niño interior que busca su pelota perdida en el infinito, a la adolescente que sueña con su primer beso y con un amor eterno, que no duelan los ojos y que el corazón no se vuelva de piedra… Saber apreciar cada segundo de nuestra existencia, buscar el destino a la vuelta de cada esquina, leer las señales de tu camino, estar dispuesto a llorar, a sufrir, a reír, a caerse y a volar, a mirar, escuchar, sentir…porque asta el mas crudo sentimiento, la lagrima mas fría, el dolor mas profundo, el defecto mas inmenso, tiene su encanto, te hace crecer, ser un poquito mas tu, ser un poquito mas el niño que tiene en sus manos la felicidad.

Nunca dejes de soñar

08/07/08




Laura López Domínguez

3 comentarios:

David Díaz dijo...

Laura, gracias por tu sensibilidad. Bienvenida a Caminos de la Memoria.

Gonzalo Aragón dijo...

David, me pregunto si haces algún tipo de criba, tengo cosillas escritas pero me da vergüenza mandártelas. ¿Se precisa mucha calidad literaria?. Espero tu respuesta, gracias.

Gonzalo Aragón dijo...

Texto enviado, espero que sea de tu agrado. Para mi sería un honor verlo publicado en tu blog.